La silenciosa mirada y el brillante susurro

Los Entering the Grave (1820) por William Blake

Por Álvaro González

Ando por el insondable silencio
en perfecta escucha, pues Tu Verbo
es para mi corazón desacerbo
y puente de Majestad que presencio.

Nada más que decir, solo ver y oír
Tu alegre y cálido cántico,
Tu danzar cual haz de luz dinámico
inflamando candente el existir.

Y entre Tus palabras luminosas
hallo entre etéreos espacios
Tu Divina Faz afinando quicios
permitiendo pasar almas hermosas.

Te veo en mi alma entronizado
y de gozo adoro Tu Corona
radiante y Tus ojos alumbrados.

El entero Secreto me domina,
tan mudo ante el bello susurro
que a todos los seres ilumina.

 

Imagen: Los Entering the Grave (1820) por William Blake

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.